Sociedad

La casualidad en ese vagón

En el mundo hay dos tipos de personas, las que dicen que todo pasa por algo y las que piensan que todo es casualidad. Pero, ¿quién de las dos tiene razón? A continuación os contaré un hecho que me pasó no hace mucho tiempo.

Metro

Hace unas semanas estando en el metro de Madrid, concretamente en la línea 4, un señor mayor de unos 80 años, con su bastón y sus gafas decidió sentarse al lado de una bella mujer que casi le acompañaba en edad a la que llamaremos Paqui y a él para no dejarle de lado le llamaremos Paco.

Paco empezó a contarle su vida a Paqui y ella muy educadamente le escuchaba sin perderle atención y en más de una ocasión le contestaba a sus diversas preguntas. Al llegar a mi destino y sin perder hilo de la conversación de los dos ancianos que en cierto modo buena pareja hacían, no podía parar de mirarles y sonreír en cada palabra que uno le decía al otro.

Ya en la parada de Velázquez cuando el vagón frenó y antes de que las puertas se abrieses Paqui me miró con un poco cara de desesperación mientras yo al mismo tiempo la sonreía. La verdad es que es maravilloso como dos personas sin conocerse pueden mantener una conversación durante tanto tiempo.

Al día siguiente en ese mismo vagón de la línea 4 de metro de Madrid y a la misma hora, mientras yo, para no perder las buenas costumbres me dedicaba a pensar en mis cosas, una cara familiar llamó mi atención, Paco volvió a subirse en el mismo vagón en el que me encontraba yo, y en ese preciso momento pensé… ¡Qué casualidad!

Ayudar a quien lo necesite

Unos días después cerca del metro Bilbao en Madrid en un banco de la calle Sagasta donde hacía un año iba muy a menudo para realizar una serie de recados y mirando aquel portal que hacía un tiempo me había hecho tan feliz, vi a lo lejos a un señor con un bastón y no os lo vais a creer ¡Era Paco! mi cara de asombro era mayor que la tranquilidad que me da estar en aquella calle. ¿cómo es posible que una vez más se volviese a cruzar en mi camino Paco?, y más en ese lugar. ¿Sería una casualidad o por lo contrario la vida me quería decir algo que como no aun estoy intentando descifrar.

No se si es destino o casualidad como dice en su canción Melendi y Ha-ash, pero en lo que estoy 100 % segura es que Pepe y yo nos volveremos a encontrar.

Instagram: @lachicadelbanco

Twitter: @lachicadelbanco

Facebook: La Chica Del Banco

 

Sociedad

La oportunidad de un si

Hoy día 9 de enero de 2018 me propongo a contaros mi gran aventura de como convertir un no en La oportunidad de un SI en milésimas de segundos. Como siendo rápida y astuta se pueden aprovechar las oportunidades que te da la vida  en el ámbito profesional por muy difícil que parezca o algunos te lo intenten hacer ver.

Captura de pantalla 2018-01-09 a la(s) 13.58.04

Una mañana de Abril me desperté pensando que iba a ser un día normal, es decir otro día nublado pero no más lejos de la realidad la suerte se asomó por la ventana. Tenía pensado apuntarme a un curso sobre como mejorar tu escritura en una de las editoriales más importantes de mi país.

DOS OPCIONES

Estando en el metro dirección a una pequeña productora, recibí un email en el que me ponían que se habían dado cuenta que había intentado comprar un curso pero que no lo había conseguido y para poder terminar los trámites tenía que pasarme esa misma mañana por la editorial o hacerles una trasferencia. Yo siempre he pensado que hacer las cosas en persona es mejor, y una vez más no estaba equivocada. Poniendo en una balanza la editorial y la pequeña productora me di cuenta que debía cambiar de rumbo, y así lo hice.

UNA BUENA IDEA EN EL ASCENSOR

Al llegar al lugar pensé que con suerte, mucha suerte, al pasar por los tornos podría aprovechar todo el esfuerzo que estaba haciendo para encontrar trabajo y dejar en algún lugar de la editorial mi Curriculum Vitae que no fuera en recepción o en la garita de seguridad. Como me habían dicho me dirigí al lugar donde tenía que pagar el curso, con la suerte que era en otro edificio del que había entrado y al subir por el ascensor aproveché el tiempo en el que subía en él para hablar con mi acompañante que allí se encontraba, en este caso quise ser algo más original y en vez de hablarle del tiempo decidí cambiar de tema y le pregunté donde se encontraba exactamente el departamento de RRHH. Ya sabía que no iba a ser nada sencillo ya que me mencionó que se encontraba en una de las plantas del primer edificio por el que había entrado.

Ya en el lugar donde debía pagar volví a preguntar a una bella mujer donde debía dejar el Curriculum por si alguna vez me pasaba por ese mismo lugar, y no me sorprendió cuando me dijo que en recepción, pero todos sabemos lo que pasa cuando los dejas en ese lugar, nunca llegan a un buen destino.

Captura de pantalla 2018-01-09 a la(s) 13.59.51
La oportunidad de un SI

APROVECHAR UNA BUENA OPORTUNIDAD

Ya en el primer edificio y con el curso pagado tenía dos opciones o irme a casa o subir en el ascensor hasta RRHH, vi que detrás de recepción se encontraban los ascensores así que con el corazón en la garganta y el valor por bandera me dirigí a ese departamento. Ya allí me encontré a una mujer que se quedó de piedra al verme y ya alucinó cuando le dije a por lo que venía. Aceptó que le entregara mi Curriculum Vitae y después que se lo entregara salí de su despacho, bajé por el ascensor y salí del edificio con el corazón fuera del pecho pero con una gran satisfacción de haberlo conseguido.

Al salir del edificio sonreí al recordar la frase que siempre dice mi abuela “Quien quiere y la sigue la mata.” Así que como conclusión recuerda que si el NO es un 80% y el si un 20% en el momento menos esperado los tornos se pueden cambiar, así que… ¿Porqué no intentarlo?

Instagram: @lachicadelbanco

Twitter: @lachicadelbanco

Facebook: La Chica Del Banco

 

Opinión

Cuando las fotos en Instalove son más Insta que Love.

¿Os habéis preguntado alguna vez porque hay algunas imágenes que se publican en internet o en alguna red social y que cada vez que las vemos nos hacen daño? O ¿algunos comentarios que, tras esa foto famosa aumenta más nuestro dolor?

 

Me hace gracia el dicho “caer una y otra vez en la misma piedra”, pero ¿Porqué sucede esto? ¿Cómo es posible que ver una simple imagen de dos personas pueda hacer daño a una tercera? Muchas veces nos fijamos más en la sonrisa de ambas y creyendo que su vida es perfecta, sin pararnos a recordar todas aquellas veces que nosotros mismos hemos estado sonriendo en una #foto mientras la tristeza recorría nuestro cuerpo. No podemos negar que vivimos en una sociedad a la que le importa más aparentar que sentir o en demostrar unos sentimientos que no se acercan nada a la realidad. ¿Cuántas veces hemos visto una pareja que parecía perfecta y en cierto modo demostraba serlo y hoy en día son puro rencor? ¿Porqué nos fijamos tanto en una sonrisa, un gesto, en unas palabras y no tanto en una mirada o en un segundo plano?

Me hace gracias la cantidad de fotos que suben algunas chicas con sus parejas como si no hubiese un mañana y con unas posturas que poco se acerca a lo natural. Si de 20 fotos 19 son así… de verdad ¿es romántico o un trastorno psicológico? Si tu familia y amigos ya saben con quien estás y quien es tu maravilloso novio ¿qué necesidad tienes de publicar una foto así por cada vez que respiras?, ¿Qué quieres demostrar o de quien quieres llamar la atención? ¿Realmente ese tipo de chicas aman a su pareja o es un simple aparentar?

Para que lo entendáis mejor os voy a poner varios ejemplos:

       1. Imaginaros que entráis en una tienda de CDs y veis ese disco que tanto queréis. Al              ir hacía la caja para pagarlo os dais cuenta de que no tenéis dinero suficiente para              podéroslo llevar entonces ¿Qué haces?

                    a) Lo dejaría detrás de otros discos.

                     b) Lo pondría en el escaparate.

           2. El caso de Paula Echevarría y Bustamante. Eran la pareja perfecta en las redes                   hasta que las redes se comieron esa perfección. U otro ejemplo muy parecido                       pero internacional el de los #Brangelina. (Creo que de estos dos ejemplos no                         hacen falta más explicaciones).

Es maravilloso tener pareja pero si publicas hasta cuando intimidas ¿qué queda para vosotros? ¿Realmente es necesario hacerlo? Cuando publicas mucho de tu vida íntima corres el riesgo de que la gente opine y no siempre esas críticas son buenas. No hay que negar nunca que tener pareja es maravilloso y que todo el mundo te escriba y te diga que sois perfectos y que moláis mucho pero… cuando todo aquello termina ¿cuantas de aquellas personas que no son familia siguen a tu lado por quien eres y no por con quien salías?

A veces nos olvidamos que la vida es muy larga y que por lo tanto da mil vueltas. Que lo que hoy es un SIEMPRE mañana es un Sssssh. Y que las parejas que menos publican son sin duda las que más duran. Y sino echemos la vista a nuestros antepasados cuando las redes sociales eran una carta que envolvía el amor que hoy sienten ellos dos.

Instagram: @lachicadelbanco

Twitter: @lachicadelbanco

Facebook: La Chica Del Banco