Cultura

QUIÉN ME LO IBA A DECIR

Un seguidor del blog @lachicadelbanco me pidió que contara una anécdota graciosa que me hubiese pasado en un post. Dándole vueltas a la cabeza, me llegó un recuerdo el cual me hace darme cuenta que nada puedes dar por hecho. Ya que la huella de un anónimo a veces es más fuerte que la de un famoso.

ESE GRUPO

Hace ya un tiempo seguía a un grupo de #música llamado Dvicio, concretamente en la época en la que me encontraba en paro y por lo tanto tenía mucho tiempo libre. Con este grupo tengo bastantes anécdotas y confianza pero sobretodo casualidades que algún día os contaré. Y por lo tanto era bastante común que los 5 miembros del grupo me saludaran al verme por aquel entonces. Un día mi vida dió un giro de 180º he hizo que perdiera el contacto con ellos priorizando otras cosas…

MENUDA SORPRESA

Un día me encontraba en el duodécimo servicio al que me había destinado la empresa, y peinando la zona en uno de los parkings en busca de una de las muchachas de limpieza porque un #cliente había dejada una sorpresa no muy agradable… se me cruzó un chico de ojos verdes y sonrisa tengo que decir… muy agradable. Mientras nos cruzamos en silencio no paraba de mirarme y yo lo único que podía hacer era sonreír mientras me preguntaba porque no paraba de mirarme.

QUIEN ME LO IBA A DECIR

Cuando pasó a pocos centímetros de mí, me fije en su oreja derecha y pude ver un piercing con un pendiente de una piedra azul y una pluma, en ese preciso momento me acordé de una foto de Instagram y zas! era él Andrés Ceballos, el cantante de #Dvicio. En ese preciso momento como vulgarmente se dice cai de la burra y con cara de sorpresa y asombro nos saludamos con dos besos. Por fin entendí todo! por fin reconocí su cara y por fin su comportamiento de… «cuanto tiempo sin vernos.» A veces los ojos dicen más que mil palabras, pero hace falta una pista para descifrar los subtítulos de una mirada».

Un Parking de Madrid

Después de hablar un rato con él y decirme que había quedado para ir al #cine no podía parar de reir. Parece mentira que no siempre son las personas pero si las circunstancias. Esto me ha hecho aprender, que no todo se puede dar por hecho, y que la vida siempre esconde gratas sorpresas que suceden cuando menos te lo esperas.

Instagram: @lachicadelbanco

Facebook: La Chica Del Banco

Twitter: @LaChicaDelBanco