Sociedad

El apego a las cosas

Ahora que me estoy preparando para una super mudanza me doy cuenta que no solo tengo sentimientos hacia las personas que ya no están, sino también hacia esos objetos que lo más seguro es que se queden por el camino. Ese peluche de cuando eras niñas, esas zapatillas que ya no usas, pero como alguien las tire te da algo o incluso, aquella carta escrita por esa persona tan especial. En resumidas cuentas, el sentimiento o el apego a las cosas que ya dejan de ser cosas.

Albúm de fotos
Un albúm de fotos NUNCA pasa de moda

En este proceso de #mudanza me he dado cuenta que guardamos objetos que ni nos acordábamos que teníamos en el armario. Que al hacer limpieza pese ha estar años y años en ellos parece un tesoro que acabamos de encontrar. He escuchado muchas veces a personas y en especial a mi hermano que aquello que no utilizamos en dos años es que realmente no nos hace falta, pero ¿Qué pasa si aquello que guardamos pasa de objeto a sentimiento? ¿Dejaría de tener valor físico porque ha pasado a tener valor sentimental?

Todo sea dicho, pero si que es verdad que por el contrario cuando vemos algo que no nos hace falta y no tenemos sentimiento alguno nos alegramos de tirarlo y nos arrepentimos de no haber dado ese paso antes. Una vez leí que cuando hacemos limpieza física hacemos de alguna manera también limpieza mental y que SIEMPRE se duerme mejor en una habitación ordenada que en una desordenada.

Hay personas que no tienen dicho #sentimiento o por lo menos, no lo demuestran, y yo me pregunto ¿Esto pasa porque son menos sensibles o por el contrario son más inteligentes porque no ponen tanto sentimiento a objetos?

Hace un tiempo leí en la revista Vanity Fair un artículo llamado y ahora, ¿qué?, muy interesante sobre la vida en Nueva York del matrimonio Raúl González (Ex jugador del #RealMadrid) y su mujer Mamen Sanz. Lo que más me llamó la atención fueron unas palabras pronunciadas por ella que en cierto modo fueron mi inspiración para escribir hoy este post. Esas palabras fueron la contestación después de que la #periodista le hiciese la siguiente pregunta:

Cuando se fueron de España, ¿cómo se lo explicaron a sus hijos?

—”Le dijimos que por el trabajo de papá íbamos a tener otra experiencia. Que donde estuviéramos juntos, estaría nuestro hogar. El hogar no son los objetos, son las personas. En cada mudanza trato de llevar lo justo. La casa de Alemania la monté de Ikea, para no tener apego a las cosas. Lo único que me importa son las fotos. Las coloco por todas partes y cuando me levanto por la mañana y veo la cara de mis hijos me siento en casa”.  MARTA DEL RIEGO

Como conclusión creo que las personas que somos tan sensibles deberíamos aprender de las que no lo son tanto y #viceversa porque como bien dice el refranero español el centro es el equilibrio de las cosas, y no hay mejores cosas que las que convertimos en #recuerdos.

Instagram: @lachicadelbanco

Twitter: @lachicadelbanco

Facebook: La Chica Del Banco

1 comentario en “El apego a las cosas”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s